Independencia “interdependiente”


“El planteamiento actual se carga la pluralidad, base de toda sociedad en libertad. Queremos priorizar el diálogo y las alianzas con objetivos comunes, antes que caminos unilaterales. Creemos más en cohesionar y avanzar, que en dividir y confrontar.”
Albert Peris  


Si ponemos en línea horizontal la pluralidad humana, desde el extremo izquierdo hasta el extremo derecho en una “línea socio-humana”, nos encontramos con dos extremos y un centro. Si desde el centro observamos con visión abierta la pluralidad en la globalidad, encontramos claramente dos alternativas, una hacia la izquierda y otro hacia la derecha. Andando desde el punto inicial central hasta los extremos, podemos encontrar el extremismo de derecha o el de la izquierda. Por otro lado, este punto central lo podemos proyectar hacia el fondo y cuanto más al fondo vamos más radicales seremos, porque estaremos más cerca de las raíces humanas y sociales; un punto privilegiado para contemplar la globalidad y para encontrar soluciones, promoviendo concordia en la diversidad a través del diálogo, el acuerdo y el pacto.

La raíz del centro humano y social está al fondo, donde toda la diversidad confluye como punto de partida y coincidencia del ser humano. En este punto de partida del ser común a todos los ciudadanos nos encontramos con el fondo radical. Los centristas quieren ser radicales, pero no radicalistas. Radical viene de la palabra radix. En la política práctica quieren estar en la raíz de la vida para poder contemplar el gran espectro de la sociología humana en un mismo origen, pero, al mismo tiempo, no quieren que recorten su historia, sus valores, sus creencias, es decir su realidad global. Desde el fondo contemplan la complejidad de la red humana, pero ven y reconocen que los seres humanos son naturalmente interdependientes.


En nombre de un bien común equivocado no podemos dejar que nuestra historia ni nuestra lengua no sea reconocida en su plenitud, ni tampoco podemos olvidar a las personas y a los personajes que han configurado nuestro pasado hasta el día de hoy. La independencia humana y social nos permite ser nosotros mismos y aportar lo mejor y lo más nuevo que traemos dentro.

Muchos jóvenes, al encontrar pareja estable, quieren crear su propia independencia. Si no lo hacen, conviene ayudarlos para que lleguen a ser ellos mismos ante la vida, y que a partir de una sana independencia puedan abrirse a nuevos caminos. Se trataría de una independencia dependiente, no de una independencia egoísta que huye de los otros, sino simultáneamente de una independencia enriquecedora para mí y para los demás.

Se trata de una dialéctica sostenible entre la persona y la comunidad. Este es el recto personalismo. No es bueno ahogar la comunidad poniendo las personas en primer lugar, pero queremos, como decía Mounier, evitar que la comunidad ahogue la realidad y los intereses de las personas.

Si tenemos una visión global podemos pensar en un “tercer ojo”. No tenemos bastante con dos ojos, uno para mirar a la derecha y otro para mirar a la izquierda, queremos abrir el tercer ojo, el ojo del medio, el ojo de la mente que nos trae la síntesis de la diversidad. La independencia interdependiente tiene mucho en cuenta el aspecto “inter”. La independencia egoísta no es solidaria, solo piensa en ella misma, ser más que el otro, alejarse y enriquecerse. Es negligente en el esfuerzo hacia los otros. Inteligentemente unidos podremos vivir la interdependencia vivificadora a la que aspiramos.

Septiembre 2017


Fotografía: © Jean-Pierre Hallet

Independència “interdependent”

“El plantejament actual es carrega la pluralitat, base de tota societat en llibertat. Volem prioritzar el diàleg i les aliances amb objectius comuns, abans que camins unilaterals. Creiem més en cohesionar i avançar, que en dividir i confrontar” 
Albert Peris


Si posem en línea horitzontal la pluralitat humana, des de l´extrem esquerra fins l’extrem dret en una “línia socio-humana”, ens trobem amb dos extrems i un centre. Si des del centre observem amb visió oberta la pluralitat en la globalitat, trobem clarament dues alternatives, una cap a l’esquerra i una altra cap a la dreta. Caminant des del punt inicial central fins els extrems, podem trobar l’extremisme de dreta o el de l’esquerra. D’altra banda, aquest punt central el podem projectar cap el fons i quan més al fons anem més radicals serem, perquè estarem més a prop de les arrels humanes i socials; un punt privilegiat per a contemplar la globalitat i per a trobar solucions, promovent concòrdia en la diversitat a través del diàleg, l’acord i el pacte.

L’arrel del centre humà i social està al fons, on tota la diversitat conflueix com a punt de partida i coincidència de l’esser humà. En aquest punt de partida de l’esser comú a tots els ciutadans ens trobem amb el fons radical. Els centristes volen ser radicals, però no radicalistes. Radical ve de la paraula radix. En la política pràctica volen estar a l’arrel de la vida per a poder contemplar el gran espectre de la sociologia humana en un mateix origen, però, alhora no volen que els retallin la seva historia, els seus valors, les seves creences, es a dir la seva realitat global. Des del fons contemplen la complexitat de la xarxa humana, però veuen i reconeixxen que els éssers humans són naturalment interdependents.


En nom d’un be comú equivocat no podem deixar que la nostra historia ni la nostra llengua no sigui reconeguda en la seva plenitud, ni tampoc podem oblidar les persones i els personatges que han configurat el nostre passat fins el dia d’avui. La independència humana i social ens permet ser nosaltres mateixos i aportar el millor i el més nou que portem dintre.

Molts joves, en trobar parella estable,  volen crear la seva pròpia independència. Si no ho fan, convé ajudar-los per tal que arribin a ser ells mateixos davant la vida, i que a partir d’una sana independència puguin obrir-se a nous camins. Es tractaria d’una independència dependent, no d’una independència egoista que fuig dels altres, sinó simultàniament d’una independència enriquidora per mi i pels altres.

Es tracta d’una dialèctica sostenible entre la persona i la comunitat. Aquest es el recte personalisme. No es bo ofegar la comunitat posant les persones en primer lloc, però volem, com deia Mounier, evitar que la comunitat ofegui la realitat i els interessos de les persones.

Si tenim una visió global podem pensar en un “tercer ull”. No n’hi ha prou amb dos ulls, un per mirar a la dreta i un altre per mirar a l’esquerra, volem obrir el tercer ull, l’ull del mig, l’ull de la ment que ens porta la síntesi de la diversitat. La independència interdependent te molt en compte l’aspecte “inter”. La independència egoista no és solidaria, només pensa en ella mateixa, ser mes que l’altre, allunyar-se i enriquir-se. Es negligent en l’esforç envers els altres. Intel·ligentment units podrem viure la interdependència vivificadora a la qual aspirem.

Setembre 2017


Fotografía: © Jean-Pierre Hallet

El cultivo del amor incondicional

Salvador Guasch

De la misma manera que, para sobrevivir, dependemos del calor del sol, también dependemos, para florecer, del amor incondicional, esa cualidad amorosa que se experimenta con todo nuestro ser, un amor que carece de opuestos y de intenciones ocultas, un amor en el que no cabe la dicotomía del amor-odio.

En el amor ordinario, cuando cambia el aspecto de la persona amada, a veces o a menudo dejamos simplemente de amarla. También podemos dejar de amar cuando lo que cambia no es la otra persona, sino nuestros gustos o nuestros caprichos. Amamos cuando las cosas son fáciles y sencillas pero, cuando cambia el viento y aparecen nuevas dificultades, no es extraño que pasemos a odiar, olvidar o despreciar. Pensemos en aquellas parejas que supuestamente se querían, se casaron y tuvieron hijos, que ella, los hijos y él mismo más tarde desaparecen por medio del homicidio y del suicidio. Ni el homicida amaba a los demás ni a sí mismo. Del amor se pasó al odio. De la vida a la muerte.

Por el contrario, el amor incondicional es un tipo de amor cuidadoso y amable que brota de la generosidad y no busca el beneficio propio. Es un tipo de amor que no busca nada a cambio como sucede cuando uno piensa “te amaré si me amas” o “te amaré si te comportas” de determinado modo. El cultivo del amor incondicional consiste simplemente en permitir el florecimiento y desarrollo de nuestra generosidad innata. El amor incondicional es como el azúcar de la infancia que nos ayuda a superar los tragos amargos que nos depara la vida, es una facultad que se oculta detrás de la avidez, el odio y la ignorancia y se cultiva mediante la sabiduría y la atención plena. Cuando el ego desaparece, el amor incondicional brota de manera natural. No establece distinciones entre los seres, sino que los abraza a todos por igual. Nadie queda fuera de su alcance.

El amor incondicional nos permite experimentar la interconexión que nos une a todos los seres. Somos conscientes de que lo que deseamos para nosotros, la paz, la felicidad y la alegría, también sabemos que todos los seres anhelan esas mismas cualidades. El amor incondicional irradia por doquier el deseo que todos los seres disfruten de una vida cómoda, armoniosa, respetuosa y abundante.

La tensión, la rigidez, la ansiedad, las preocupaciones y los miedos entorpecen el florecimiento natural de nuestro amor sin condiciones. Un estado mental pacífico nos ayuda a olvidar las diferencias que nos separan de los demás y a perdonar sus faltas, debilidades y ofensas. En ausencia de obstáculos, el amor incondicional brota naturalmente de nuestro interior.

La cultura y las experiencias a las que nos hemos visto sometidos han condicionado nuestra mente y generando prejuicios que acaban sofocando nuestro amor incondicional. En medio de toda esta maraña de pensamientos confusos asoma la idea de la interconexión cordial y amorosa que nos une a los demás. Lo que nuestra mente quiere decir cuando afirmamos que amamos a alguien es una emoción condicionada por la conducta o las cualidades de esa persona. ¿Podemos amar a alguien cuando las cosas van bien y despreciarlo cuando van mal? El amor incondicional nos motiva a relacionarnos amablemente en todo momento con todos los seres y a mostrarnos respetuosos tanto en su presencia como en su ausencia. El amor incondicional maduro abraza por igual y sin excepción el universo entero. El amor incondicional carece de fronteras y de límites.


Estos son los pensamientos que nos transmite Bhante Henepola en su libro El cultivo del amor incondicional (Kairós 2017). Son muy interesantes los 20 capítulos que desarrollan con detalle el tesoro del amor incondicional, y nos invita a explorar en su libro los extraordinarios beneficios de vivir ese amor. A través de anécdotas, meditaciones y comentarios sobre los textos clásicos del Buda podemos aprender a cultivar la paz con nosotros mismos y con los demás seres humanos. Nos descubre como encontrar la claridad emocional, superar la ira y serenar la mente. 

En nuestros planos político-geográficos tenemos líneas de nuestras fronteras que nos marcan la diferencia entre el inmigrante y el que no lo es. A veces por su color y por su olor les discriminamos con un amor muy condicionado por nuestros gustos.

La ausencia de amor incondicional puede explicar tantas separaciones de parejas que se amaron y más tarde se odiaron. Mas que violencia de género son las crisis de pareja y crisis de familia que no saben ni han experimentado nunca lo que es el amor incondicional que merece cualquier criatura.

“Que todo lo que vea, oiga, huela, guste, toque y piense me ayude a cultivar el amor incondicional, la compasión, la alegría empática, la ecuanimidad, la generosidad y la amabilidad.”

Spiritual Sharing

Alberto, single y uno de nuestros colaboradores y directivo cristiano del movimiento LGBT en España, me mandó su diario espiritual del mes de Julio. Por su interés y con su permiso lo reproducimos en Monvir de forma abreviada. 

Spiritual Sharing 

Mon 2017/07/03

“Ya no sois extranjeros ni forasteros, sino que sois ciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Estáis edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, y el mismo Cristo Jesús es la piedra angular. Por él todo el edificio queda ensamblado, y se va levantando hasta formar un templo consagrado al Señor. Por él también vosotros os vais integrando en la construcción, para ser morada de Dios, por el Espíritu” (Efesios 2, 19-22).

Thu 2017/07/06

Me encuentro más encajado en mi trabajo, con la sensación de que, si encontrara una alternativa mejor, sería una decisión ordenada entre dos cosas buenas. Contemplo el esfuerzo y el trabajo inmenso de este curso. Me siento mucho más cerca de un compañero de trabajo en particular y de otros en general. Este año han sido pocos los momentos en los que me he sentido abatido sin un motivo aparente. GRACIAS por todo lo trabajado y todo lo conseguido. GRACIAS, mi Señor, porque estás siempre con nosotros.

Thu 2017/07/13

Principio y Fundamento

El fundamento de mi vida es encontrar momentos, al menos cada semana, donde estar a gusto conmigo mismo, parar momentáneamente y mirar lo que me pasa, lo que hice o me hicieron, tomarme el pulso y poner nombre a cómo estoy, cómo me siento e intentar responder por qué.

El fundamento de mi vida es no tirar la toalla y seguir apostando por mejorar la relación con gente por la que no siento confianza. Cultivar ser yo mismo, mostrarme como soy y sentirme con ánimo y fortaleza para ser libre de discrepar abiertamente a pesar de mis miedos.

Deseo encontrar tiempo para estar y escuchar a mis padres y descubrir las muchas cosas que me quieren decir.

Deseo saber reconocer y agradecer el trabajo de otros, aceptando que no puedo llegar a todas las personas y situaciones a las que me gustaría.

Tengo más miedo que vergüenza para iniciar y mantener una relación de pareja. En algunos aspectos me reconozco un adolescente afectivo y que tengo miedo a crear expectativas que no pueda cumplir sin darme espacio a conocer o explorar.

El fundamento de mi vida es saberme de mi Señor por encima de todo, a pesar de no acertar a discernir qué quiere de mí.

Fri 2017/07/14

Dios llama a quien quiere, cuando quiere y como quiere. No basta mi deseo de ser llamado, porque es Dios quien toma la iniciativa después de todo. Haciéndome consciente de que nuestro ser no se violenta dramáticamente ni tenemos que cambiar radicalmente para atender la llamada de Dios, porque surge de lo que somos, no de quien nos gustaría ser. Tomando conciencia de que mi Señor ya me está llamando para muchas cosas y que quizá pueda estar yo empeñándome en ser llamado a otras. Concédeme paciencia para no hacer mudanza y cultivar los llamamientos vigentes, aunque no sean los que quizá yo vea con más claridad. Porque si Dios me llama, me lo hará saber. Entretanto, me conformaré con trabajar otras alternativas, pidiendo a Dios claridad e ilusión. Le pido no ser sordo a su llamamiento, sino presto y diligente para cumplir su voluntad.

Mon 2017/07/17

A TIEMPO

Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo. 

Porque no es lo que importa llegar solo ni pronto,

sino llegar con todos y a tiempo. 

León Felipe
(1884-1968)

Tue 2017/07/18

Visitando a una amiga mía y a sus tres niñas. Hacía meses que nos las veía. A las niñas las noté más mayores, muy guapas. Me hicieron un buen recibimiento. Me quedé hasta que se acostaron. Contemplé la disciplina férrea de su madre para acostumbrar a las niñas a tener orden, hacer las cosas elementales, tratarse con respeto, pedir perdón, cuidar de las cosas. Por otro lado, mirando la ternura con que trata a sus hijas al acostarse, la igualdad para que ninguna se sienta menos atendida que otra. Difícil tarea para una madre sola. Haciéndome presente sin más. Sin apenas ocasión de hablar mucho de cómo estamos o cómo nos sentimos. Siento que mi presencia en este momento es lo mejor y casi lo único que puedo ofrecer.

La Caridad
en una vidriera de la Catedral de Oxford,
diseñada por Sir Edward C. Burne-Jones y
 realizada en el taller de Morris&Co (1870)

Wed 2017/07/19

Señor, mi Señor queridísimo. Tras trece años vuelvo a caer en la cuenta de que mis caminos no son tus caminos, mis pensamientos no son tus pensamientos. Que al igual que los cielos se alzan sobre la tierra, así tus caminos son más altos que los míos (Isaías 55, 6-11). Busco tu llamada en lo que en mi mejor voluntad creo que me llamas. Pero me equivoco, tus caminos sueñan conmigo de otra manera, siguiendo como hasta ahora, sin adelantarme, sin forzar el paso, suavemente ignorante, caminando sin saber bien a dónde me llevas. Por eso, pongo mi corazón en ti para seguirte sin hacer mudanza, buscando otras alternativas para que crezcan y puedan ser aún mejores que las de ahora, confiando en que tu Palabra permeada desde mi ser, mi yo más profundo, no vuelva a ti vacía, sino que hará tu voluntad y cumplirá tu encargo.

Fri 2017/07/21

Mirando un día cualquiera para descubrir que no es cualquier día. El médico de cabecera me mandó una ecografía. Tuve que pasar el día sin comer. Quedé con mi padre porque quiso acompañarme. ¡Qué gran suerte! Lo normal es que me hubiera ido yo solo. Había quedado después para tener una charla con un amigo, pero por una vez dejé un hueco de tiempo para no tener que salir corriendo al terminar la ecografía. Al terminar la ecografía aproveché ese tiempo para comer algo, disfrutar de la presencia de mi padre media hora en una terraza hasta coger juntos el autobús. Hoy agradezco mirar este día cualquiera, para descubrir y agradecer que no fue cualquier día.

Sun 2017/07/23

El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu (Romanos 8, 26-27).

Mon 2017/07/23

Tú, poderoso soberano, juzgas con moderación y nos gobiernas con gran indulgencia, porque puedes hacer cuanto quieres. Obrando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento (Sabiduría 12, 13; 16, 19). 

Tue 2017/07/25

Ejercitándome en acoger temporalmente a alguien que lo necesita en mi casa. Perdiendo algún día el sueño, venciendo dudas, intentando no mezclar cosas, poniendo límites, finalmente le acogí. Experimentando nuevamente la convivencia. Señor mío, espero tener la experiencia de que acciones así nos enriquecen, nos hacen más humanos, nos hacen valorar más lo que tenemos. Me pone en contacto con mis limitaciones y me hace verme más como soy, no precisamente tan bueno como me pensaba.

Wed 2017/07/25

Sobre la confianza. Contemplando el amplio espectro que se abre ante uno bajo ese supuesto. Cuando hay confianza desaparece el miedo, se superan las diferencias, se actúa con naturalidad. Es el terreno sembrado para crecer en sinceridad y cariño. Sin embargo, cuando se pierde la confianza, todo se estrecha, se pone en cuestión. Aparecen fantasmas que me persiguen. Enséñame, Señor mío, a confiar en ti y en los demás, a veces conocidos y otras quizá no tanto.

Thu 2017/07/27 

Cayendo en la cuenta que en medio de la vulnerabilidad, el estar expuesto, más cerca que nunca de mis limitaciones y defectos, mis miedos y falta de confianza, mis pasiones y deseos, me siento intensamente eligiendo ser yo mismo, más humano, a valorar más y mejor lo que tengo y a dejar que cada cual siga su camino con su propia inspiración, sin ánimo de interferir.

Fri 2017/07/28

A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del Reino de los Cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miren sin ver y escuchan sin oír ni entender [...] Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías: «Oiréis con los oídos sin entender; miraréis con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure».

Dichosos vuestros ojos porque ven y vuestros oídos porque oyen. Os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís y no lo oyeron (Mateo 13, 10-17).

Aprendiendo a aceptar y querer a la gente, contemplando y compartiendo sombras. Ganando confianza, exponiéndose a dejar en manos de otros lo nuestro sin pensar que nos van a hacer daño. 

Mon 2017/07/31 

¡Feliz día de San Ignacio! Felicidades a Iñakis, Íñigos, Nachos e Ignacios. Entre Azpeitia y Azkoitia, Santuario de Loyola, damos gracias por el paso de este buen hombre por el mundo, por su conexión y cariño a Su Divina Majestad, porque aprendió a ejercitarse espiritualmente, a acompañar a otros y a discernir entre el buen y mal espíritu, dejándose acompañar y educando su voluntad tanto cuanto más le acercaba a Su Divina Bondad. Gracias por enseñarnos que en tiempos de desolación es mejor no hacer mudanza y a hacer una memoria agradecida de nuestra historia para en todo reconociéndote aprendamos a buscarte en todas las cosas para en todo amarte y servirte..